Saltar al contenido

Cómo hacer una vela para kayak

como hacer una vela para kayak

A pesar de no ser lo más tradicional para la práctica del kayakismo, en los últimos años se ha extendido el uso de velas para kayaks.

Tanto para la pesca cuanto para el esparcimiento o los deportes acuáticos, navegar a vela posee algunas ventajas y características únicas que muchos navegantes adoran.

Sin embargo, adquirir una vela a veces puede ser un poco costoso para los bolsillos más modestos.

Por fortuna, es posible fabricar una vela que se ajuste a nuestras necesidades y, principalmente, a nuestro presupuesto.

Cómo fabricar una vela para kayak

Veamos entonces un paso a paso para la fabricación de nuestra propia vela.

Mástil

Lo primero que necesitamos es la base, o sea, el mástil.

Lo ideal es contar con algún mástil que podamos usar y adaptar para el kayak, como por ejemplo, el de una tabla de windsurf.

Si no, lo mejor entonces sería utilizar unos tubos de PVC o si conseguimos algunos hechos de aluminio, mejor, ya que este material es muy resistente y al mismo tiempo leve.

Una vez tengamos este material, también necesitaremos pernos, tuercas, tornillos, acoplamientos de PVC y todo lo que consideremos necesario para fijar nuestro mástil al kayak.

Lo siguiente, entonces, es la vela.

Vela

Para la vela necesitaremos una tela muy resistente.

Al igual que en el caso del mástil, si contamos con alguna tela de otra embarcación o deporte acuático, como puede ser el material usado para la práctica del kitesurf, no dudemos en usarlo.

Caso contrario, debemos elegir un material leve, resistente e impermeable. Una buena opción puede ser la tela de una carpa.

Si ya tenemos la tela para nuestra vela, lo siguiente es cortarla en forma de V y coserla al mástil.

Para poder utilizar la vela, podemos contar con un circuito de poleas desde la botavara hasta la popa del kayak y viceversa.

Además, lo ideal es contar con un cabo que salga por estribor y otro por babor para direccionar la vela y aprovechar el viento a favor.

Orza

Otro elemento fundamental es la orza para para evitar la deriva producida por el viento y darle más estabilidad a la navegación.

Si tenemos un kayak autovaciable, es muy probable que centro vélico coincida con los agujeros, por lo que unos tornillos y tacos de goma para reforzar será más que suficiente.

La orza se puede confeccionar con una chapa de acero inoxidable, cuidando de que sea fina para evitar al máximo la resistencia con el agua.

Timón

Cuando navegamos usando palas, utilizamos las mismas para controlar la dirección.

Pero en la navegación a vela la cosa es un poco diferente, ya que nuestras manos estarán ocupadas controlando la vela que, dependiendo de la fuerza del viento, puede ser una tarea más o menos complicada.

Por lo tanto, será indispensable contar con un timón para ir ajustando la dirección del kayak.

Esto también es importante ya que con una vela alcanzaremos velocidades muy superiores a diferencia de si estuviésemos navegando con una pala, entonces necesitamos un control más efectivo, práctico y rápido de la dirección.

Nuevamente, si contamos con algún timón de otra embarcación, no dudemos en aprovecharlo.

Para adaptar el timón podemos usar una pletina en forma de U y atornillarla al kayak.

Ventajas de usar una vela para kayak

La adaptación de una vela para kayak se ha vuelto muy popular gracias a las ventajas de utilizarla para navegar en una embarcación leve e individual. Algunas de ellas son:

  • Mayor velocidad: Esta es la principal ventaja ya que navegando con vela podremos recorrer una enorme distancia tan solo utilizando la fuerza del viento. Además, los kayaks actualmente son muy leves al mismo tiempo que resistentes, por lo que pueden soportar esta adrenalina.
  • Menor esfuerzo: Aprovechando el viento y con un timón en la mano será posible navegar sin mucho esfuerzo a diferencia de la navegación con pala que muchas requiere que rememos en contra del ímpetu del agua.
  • Fácil manejo: Como dijimos, los kayaks modernos tienen sus ventajas, y una de ellas es la estabilidad, por lo que colocar una vela en este tipo de embarcación no representará ningún problema para navegar.
  • Sin burocracia: Otra práctica muy popularizada es la de colocarle un motor al kayak, pero muchas veces esto requiere alguna licencia. En cambio, la navegación a vela en kayak no requiere licencia, por lo que es una excelente forma de empezar a practicar la navegación a vela con un presupuesto limitado.

Diseños de las velas para kayak

Dependiendo del tipo de vela podremos aprovechar la experiencia de navegación de distintas formas y adaptarlas a nuestro grado de experiencia.

Velas en forma de círculo

Tal como sugiere el nombre, son velas en forma circular, más parecidas al parasail que a un estilo de vela tradicional.

Son recomendadas para principiantes, ya que resultan muy fáciles de usar y controlar, y la mayoría de los modelos que se venden comercialmente vienen con una ventana para poder ver hacia dónde se navega.

Son geniales para aprender acerca de técnicas de navegación a vela y su funcionamiento antes de aventurarse a usar velas más complejas.

Velas en forma de V

Es el modelo que sugerimos en nuestro tutorial para montar una vela para tu kayak.

La forma de V hace que la mayoría del área de la tela quede hacia arriba, dejando espacio libre en la parte de abajo para facilitar la navegación. Sin embargo, también es posible encontrar modelos —o fabricarlos uno mismo— con ventanas.

Gracias su diseño y altura, estas velas pueden atrapar más viento pero, al ser más pequeñas que otras, talvez puede que no sean las más veloces.

Son adecuadas para principiantes, pero muy recomendadas para quien ya tiene experiencia tanto navegando utilizando una vela para kayak como otro tipo de embarcación a vela.

Vale la pena destacar que muchos modelos comerciales, si no están diseñados especialmente para kayaks, pueden ser un poco pesados por lo que, si estás pensando en comprar una, lee bien las especificaciones tanto del peso que pueda soportar tu kayak cuanto del peso de la vela.

Si la vas a fabricar, ya hemos mencionado que uno caños de PVC o de aluminio deberían ser más que suficientes.

Velas en forma de L

No se recomiendan para principiantes.

Su forma es bastante tradicional, similar a las velas que encontramos en los yates.

Suelen ser más difíciles de usar por lo que requieren más habilidades y experiencia de navegación que, por ejemplo, una vela circular.

La ventaja es que, a diferencia de las otras que dependen mucho del viento a favor, con la vela en L simplemente moviéndola ya controlamos la dirección. Justamente por esta característica es que suelen tener mástil y botavara.

Materiales de construcción de las velas para kayak

Ya mencionamos los materiales básicos e infaltables para construir y montar una vela para kayak, pero veamos más a fondo todo lo que podemos utilizar.

  • Conductos de aluminio
  • Pernos
  • Tuercas
  • Tornillos
  • Acoplamientos de PVC
  • Cuerdas de nylon o cordeles para sujetar la vela
  • Tela ligera e impermeable
  • Correa de tubo de metal
  • Alguna tela transparente resistente para hacer una ventana, como una cortina de ducha
  • Abrazaderas
  • Tubos de PVC
  • Pegamento de PVC
  • Máquina de coser

Con todos los materiales en mano y un poco de ingenio y paciencia, podremos tener una vela para kayak hecha por nuestras propias manos.

De esta forma, el placer de la navegación en kayak se une a la satisfacción de la vela fabricada por nosotros mismos.

Artículos relacionados